.
Una enfermera cuidadosa habla con una paciente mayor

Identificación y tratamiento de la neumonía en los ancianos

Para los cuidadores de seres queridos de edad avanzada, siempre existe el temor a las enfermedades continuas. Las enfermedades que afectan al estilo de vida y reducen la independencia pueden ser especialmente difíciles, sobre todo las que son difíciles de reconocer. Neumonía en los ancianos es una de esas enfermedades que no tienen una única causa, ni un único factor de riesgo, y que presenta muchos síntomas que son fáciles de confundir con otras cosas. Cuando se cuida a un ser querido de edad avanzada que tiene, o puede tener, neumonía, es importante entender qué buscar, cuándo obtener ayuda médica y cómo apoyar a su ser querido durante la enfermedad.

Signos de neumonía en los ancianos

Aunque la neumonía puede afectar a las personas en cualquier momento de la vida, los síntomas de la neumonía en los ancianos suelen ser diferentes a los de otros grupos de edad. Los signos más comunes de la neumonía en las personas mayores son:

  • El empeoramiento de las condiciones de salud existentes
  • Sentirse débil o inestable, lo que aumenta el riesgo de caídas
  • Pérdida de apetito
  • Incontinencia urinaria
  • Confusión
  • Cambios en el funcionamiento diario, incluida la pérdida de capacidad para realizar tareas familiares
  • Descenso de la temperatura corporal

Dado que los síntomas de la neumonía en los ancianos son más sutiles y pueden atribuirse a otros problemas de salud, es difícil reconocer la enfermedad. Esto puede dar lugar a retrasos en la atención, el diagnóstico y el tratamiento. Si su ser querido presenta alguno de los síntomas comunes, especialmente en combinación con dificultad para respirar o dolor en el pecho, busque ayuda médica inmediatamente.

Tratamiento de la neumonía en los ancianos

La mayoría de los ancianos necesitan entre diez días y dos semanas desde el diagnóstico para recuperar sus actividades cotidianas, pero el periodo de tiempo varía y está determinado por la gravedad de la enfermedad y el estado de salud general del paciente antes de la misma. Para ayudar a su ser querido a conseguir un resultado positivo, hay medidas que puede tomar para apoyarle durante el periodo de recuperación, entre ellas

  • Vigilando de cerca la reaparición
  • Asegurarse de que su ser querido tiene una dieta saludable
  • Controlar estrechamente las condiciones de salud subyacentes
  • Aumentar la ingesta de líquidos para prevenir la deshidratación
  • Permitir que su ser querido descanse lo suficiente

No es infrecuente que las personas mayores experimenten una reducción de sus funciones tras recuperarse de una neumonía. Si esto ocurre, es importante establecer un plan de cuidados que ayude a su ser querido a recuperar su independencia. Explorar las opciones de rehabilitación ambulatoria suele ser útil para recuperar la fuerza y el movimiento perdidos.

Prevención de la neumonía en los ancianos

La mejor manera de ayudar a un ser querido a hacer frente a la neumonía es esforzarse por prevenir la enfermedad en primer lugar. Aunque no hay ninguna garantía, estos pasos pueden mitigar el riesgo de neumonía en los ancianos:

Lavado de manos regular. Una buena higiene puede evitar la propagación de gérmenes, reduciendo las posibilidades de contraer muchas enfermedades, incluida la neumonía.

Tomar decisiones de estilo de vida saludable. Hacer ejercicio con regularidad, llevar una dieta sana, mantenerse hidratado y dormir lo suficiente ayudan a mantener un mayor nivel de salud física. Esto facilita la lucha contra las infecciones y, si se adquiere una enfermedad, podría disminuir la gravedad de la misma.

No fumar. Como el tabaquismo daña los pulmones, dificulta la lucha contra las infecciones respiratorias, como la neumonía.

Recibir tanto la vacuna antineumocócica como la de la gripe. La vacuna antineumocócica se recomienda a todas las personas de 65 años o más. Dado que la neumonía es una complicación potencial de la gripe, también se recomienda la vacuna contra la gripe.

Planes de atención continuada

Cuando tiene preguntas o preocupaciones críticas sobre la salud de un ser querido, apoyarse en los expertos puede aliviar la carga. En Highland Rehabilitation & Health Care Center, las personas mayores cuentan con el apoyo de expertos en rehabilitación. Si su ser querido ha sido operado recientemente o ha padecido una enfermedad grave como la neumonía, el equipo de Highland Rehabilitation es capaz de proporcionar un ambiente cómodo y seguro que fomenta la curación y la recuperación. Obtenga más información sobre la comunidad de Highland Rehabilitation haciendo clic en aquí o contacte con nosotros hoy mismo.